12/9/18

CONVIENE REÍRSE DE UNO MISMO EN ESOS MOMENTOS EN QUE ASOMA LA DEBILIDAD Y ABRAZARSE CON MÁS TERNURA... SER CONSCIENTE DE QUE CUANDO ME PONGO INSOPORTABLE, O ME EQUIVOCO, O EL CANSANCIO ME VENCE... HAY QUE DECIR: SIGAMOS, VAMOS ALLÁ!

No hay comentarios:

Publicar un comentario