9/12/16

Is 48, 17-19 “Así dice el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: “Yo, el Señor, tu Dios, te enseño para tu bien, te guío por el camino que sigues. Si hubieras atendido a mis mandatos, sería tu paz como un río, tu justicia como las olas del mar; tu progenie sería como arena, como sus granos, los vástagos de tus entrañas; tu nombre no sería aniquilado ni destruido ante mí”


No hay comentarios:

Publicar un comentario